De fauna casera y redes tróficas

Por Inés Cambra.

Recién aterricé en Barcelona, con mi vida patas arriba metida con apremio en una pequeña maleta azul, llegué a la habitación que había alquilado en un agradable piso del barrio de Gracia.

Allí, sentada en el borde de la cama, me dejé sentir la soledad y… no. ask magic 8 ball Una Blatta orientalis entró airosa por la puerta, husmeando intrigada pero cautelosa, los cambios en la alcoba. ¡La eché sin reparos!, en ese momento no llevaba zapatos y estaba desarmada.

Después de un rato, me acerqué al baño a dejar mis cosas de aseo. No era muy grande pero estaba limpio y ¡tenía ventana! La abrí para ventilar un poco porque uno de mis compañeros se acababa de duchar. Como de la nada, un miembro de la especie Dermestes lardarius cayó a mis pies. Asomé la cabeza y el patio estaba lleno de nidos de Columba livia. ¡Vaya listo este Dermestes! Se debía de haber dado un buen festín de queratina con las plumas y los huesos.

El salón tenía un piano y unos cuadritos muy monos que le daban un toque muy bohemio. Me senté un rato en el sofá asumiendo que esa iba a ser mi casa a partir de ahora y saqué las agujas de tejer. Últimamente no paro, desde que varias amigas se han quedado embarazadas no me extrañaría nada convertirme cualquier día en Tegenaria domestica.

Como desorientado, desde el pasillo, entró planeando torpemente un ser negro, ligeramente brillante y con patas de saltamontes. Cuando lo ví más de cerca y reconocí la Evania appendigaster sonreí. La guerra contra las Blatta orientalis era ya oficial y yo tenía un aliado más en mis filas.

Al parecer en el piso había tres habitaciones pero íbamos a ser más compartiendo espacios.

Estaba cansada, había sido un día largo e intenso y me retiré a mi habitación.

Esa noche no dormí sola.

Los Cimex lectularios escondidos en mi colchón se acercaron a darme la bienvenida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *