11 de febrero: Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Que no,
que muchas gracias, pero no hace falta.
No necesitamos un día internacional de la niña y la mujer científica
para lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia,
para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las niñas y mujeres.
Para ESO,
necesitamos que no nos infravaloren, nos invisibilicen, o nos hagan callar,
que no nos ignoren, nos miren con condescendencia o paternalismo,
que no nos hagan creer que la ciencia no es para nosotras.
que no nos dejen expresarnos, escoger y luchar por lo que queremos.
Necesitamos referentes que nos inspiren y nos conmuevan.
Y, sobre todo,
necesitamos que reconozcan nuestros potenciales desde pequeñas,
que nos apoyen, nos motiven y nos crean (de verdad),
que confíen en nosotras,
que nos escuchen, nos tengan en cuenta,
que nos reconozcan, nos admiren, y nos den el lugar que nos corresponde
en función de nuestras capacidades y de nuestro trabajo.
Necesitamos que nos traten como a estudiantes y profesionales cualificadas
y nos remuneren justamente por ello.
Y que nos dejen en paz,
que nos dejen ser la niña o la mujer que nos de la gana de ser!
Solo es ESO necesario.

Acabamos con la “imagen de turno” para amenizar este día de celebración.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *