A la recerca dels records oblidats

Barcelona, 25 de Noviembre 2015

Gracias al soporte de la Associació de Familiars de malalts d’Alzheimer de Barcelona (AFAB), el Ajuntament de Barcelona y la Fundación ONCE,InCiTe ha creado ‘A la recerca dels records oblidats’, un espectáculo familiar sobre memoria y alzhéimer que ha empezado su gira por los colegios de Barcelona.

Estrenamos ayer en el colegio Jesuïtes de Caspde Barcelona, donde el éxito fue absoluto! Y continuaremos nuestra gira por los colegios Diví Pastor, La Merced, el Colegio Urgell y el colegio Ramon LLull. Seguiremos para durante el segundo trimestre!!

Os dejamos una pequeña muestra de fotografías y comentarios (debajo) de la experiencia!

Muchas gracias

A continuación, destacamos algunos de los comentarios de los docentes que asistieron a la actividad:

‘Con mucha imaginación nos han transportado en el interior de un cerebro y nos han enseñado el buen funcionamiento y lo que pasa cuando tienes esta enfermedad. Nos ha encantado por igual a niños y maestros ‘

‘El contenido científico ha sido muy adecuado para la edad de once años ‘

‘Algunos niños lloraban mientras se estaba haciendo la obra. Después hicieron muchas preguntas y mostraban interés incluso por otras cuestiones relacionadas con el funcionamiento del cerebro. Fue muy interesante y sobre todo el mensaje de la neurocientífica era muy potente y llegó para entender porque sus abuelos o abuelas, sobre todo, actuaban sin reconocerlos, … ‘

‘Un gran valor social ya que los niños/as que tienen un familiar en estas circunstancias pudieron explicar su angustia, sentirse acompañados y entender el porqué de esta enfermedad ‘

‘La actividad despierta vocación científica porque ha puesto en evidencia que la ciencia es atractiva y, aunque sólo da algunas respuestas, permite hacer muchas preguntas interesantes ‘

‘Nos acercó un tema que a veces por falta de tiempo no trabajamos en las aulas. Y son muchos los niños y niñas afectados por algún familiar. Sólo por el hecho de llorar y poder expresar su tristeza ya fue muy provechoso. Además con todos los contenidos que trabajaron dio mucho juego en las clases.’

‘El hecho de tener que hacer una actividad previa al teatro ha sido muy motivador. ‘

‘Que la actividad previa fuera tanto vivencial (los alumnos tienen que escribir previamente en un papelito el recuerdo más intenso que tengan) creó dentro del aula una situación muy rica, con muchas ganas por parte de todos de participar y de expresarse. Y finalmente todos os querían dar el papel con el su recuerdo. ‘

‘El hecho de explicar la enfermedad del Alzheimer a partir del teatro ha despertado el interés de los niños. La enfermedad de Alzheimer está presente en algunos familiares de los nuestros alumnos y explicarlo con la representación teatral les ha ayudado a entender un poco más cómo afecta en sus seres queridos. Creo que han preguntado y han participado fuerza, aunque nadie quiso explicar ningún caso particular. ‘

‘La valoración general es excelente a nivel científico, teatral, humor, rigurosidad, adecuado. Muy interesante la experiencia de debate posterior. ‘

‘Habría que dar opción a hacer todas las preguntas a los niños ya que algunas se quedó en el tintero, y eran muy interesantes.’

‘Muchas gracias por ayudar a las escuelas a que enfermedades como el Alzheimer lleguen a conocerlas más a los niños de manera más lúdica y con un vocabulario científico totalmente claro para ellos.’

‘Happy flower’

Por Inés Cambra.

Hoy ha sido un día de los que podrían clasificarse como para olvidar.

Cuando, todavía dormida preparaba el desayuno, me he rebanado sin compasión el dedo índice de mi mano izquierda. Por si fuera poco, mi pareja ha decidido que hoy era el día idóneo para comunicarme que lo nuestro había terminado y, como colofón final, cuando he salido a la calle vestida de princesa con unos tacones que quitan el hipo y suben la autoestima, ¡he tropezado bajando un bordillo de escasos cinco centímetros!

Sumida en el dolor físico que me producía un dedo y un tobillo gordos como morcillas, y el dolor psicológico originado por el reciente corazón partido, me ha venido a la cabeza la expresión ser una happy flower.

¡Pues sí! ¡Eso me gustaría ser a mí en estos momentos! ¡Principalmente porque las plantas no tienen sistema nervioso central, ni receptores sensoriales de dolor, ni terminaciones nerviosas especializadas en captar estímulos externos ni internos! A pesar de que tienen sus propios mecanismos de percibir lesiones en su estructura, éstas no les provocan lo que nosotros conocemos como dolor. ¡No sienten dolor! ¡Hoy no concibo mejor concepto de la felicidad!

Estoy decidida, en mi próxima vida quiero reencarnarme en planta. Entiéndase como reencarnación que la gran mayoría de los más de mil millones de átomos increíblemente duraderos (aproximadamente 1035 años de vida) que hoy forman mi cuerpo, se redistribuyan y acaben siendo parte de una nueva planta.

Y si puedo elegir…por qué no, ¡elijo reencarnarme en boj!